Las últimas cifras de paro muestran un ligero descenso con respecto a meses anteriores. Cierto es, que en numerosas ocasiones esto es el resultado de una mudanza con cambio de municipio y de la que los contribuyentes pueden beneficiarse en su declaración de la renta.

Deducciones por movilidad geográfica.

Desde el último cambio que se produjo en 2015 se viene aplicando una suma de 2000 euros sobre el mínimo personal (aquella cantidad con lo que se considera se cubren las necesidades básicas).

El mínimo personal varia con las circunstancias de cada persona, pero como norma general es de 5500 euros anuales.

 

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Hay varias condiciones para poder beneficiarse de las deducciones en la declaración de la renta. La mayor parte de ellas se centran en demostrar que haya un traslado de residencia para poder acceder a un puesto de trabajo, siempre y cuando el benefactor de la deducción esté en el paro.

Aplicar esta deducción implica estar apuntado en el paro y desde esta situación, aceptar un trabajo en otro municipio. Es recomendable guardar los justificantes de haber estado apuntado en la lista del paro durante los dos años en los que se aplica la deducción por si en algún momento tuvieses que justificar el cambio.

 

Aceptar un trabajo en un municipio diferente al de tu vivienda.

Esto significa que ya no estarás en las listas del paro a pesar de que tengas que trasladarte. Para aquellas personas que estén pensando si les es rentable desde el punto de vista económico aceptar el trabajo a pesar de tener que desplazarse, la deducción por movilidad geográfica puede ser una ventaja a tener en cuenta.

 

Cambiar la residencia habitual para acudir al trabajo.

No es obligatorio que tengamos que cambiar nuestro empadronamiento del primer domicilio al segundo, aunque sí que ayudaría en caso de tener que justificar el cambio de residencia. También podemos demostrarlo a través de contratos de alquiler o de recibos de facturas de nuestro domicilio habitual.

 

¿Cuánto tiempo podemos aplicar la deducción por movilidad?

Esta deducción podrá llevarse a cabo por un máximo de dos años consecutivos (primero y segundo año). Esto no significa que no pueda aplicarlo únicamente un año. Es decir, aquellas personas que no hubiesen aplicado esta deducción el primer año de su desplazamiento podrían llevarla a cabo el segundo año.

¿Qué pasa cuando presento una declaración conjunta?

En este caso es probable que la mejor opción fuese realizar la presentación por separado ya que si los dos tuviesen derecho a deducción solamente se aplicaría una vez. No obstante, lo recomendable seria conocer la diferencia entre la declaración por separado y la conjunta para ver cuál de las dos nos seria mas favorable.