Cuando hemos estado trabajando en un país europeo, debemos saber que, a la hora de solicitar el desempleo en España hay que tener en cuenta no solo las cotizaciones en territorio nacional, si no también las que se pudieran tener de otro país europeo.

Este artículo es para explicar que pasos hay que seguir cuando se vuelve de trabajar en Europa para no perder las cotizaciones del extranjero.

 

Solicitar el formulario U1 en el país extranjero.

Esto es sobre todo para agilizar el procedimiento y que se pueda cobrar el paro rápidamente. Es cierto que en la actualidad los Servicios Públicos Europeos comparten información sobre los trabajadores y que se puede solicitar desde España, pero el trámite es algo complicado y si disponemos del formulario U1 (antiguamente conocido como el E-301) y que recoge los periodos de cotización acumulados en otro país, agilizaremos mucho el proceso.

 

 

¿Dónde se solicita el U1?

Este documento se pide en la oficina de empleo del país europeo en el que se haya estado trabajando. Por ejemplo, en el caso de un español que estuviera trabajando en Londres, este documento se solicitaría en el ‘’jobcentre’’ ingles.

 

 

 

Pasos a seguir una vez regresemos a España:

1º) Cotizar en España al regresar.

No podemos llegar a España después de trabajar en el extranjero y solicitar el paro directamente. Será requisito indispensable estar, aunque sea 1 día dado de alta con un contrato que cotice por desempleo. Cuando ese contrato haya finalizado, usted se encontrará en situación legal de desempleo y podrá solicitar el paro.

El contrato con el que nos demos de alta mejor que sea a jornada completa para evitarnos el problema luego de tener que cobrar el subsidio parcial.

 

2º) Requisitos generales para acceder a la prestación por desempleo.

  • Tener un mínimo de 360 días de cotización acumulada en los últimos seis años, contando desde la última salida a España y que no se hayan usado para otras prestaciones. En este cómputo tendremos en cuenta los días cotizados en España, en Europa y en aquellos otros países donde existan convenios bilaterales.
  • Encontrarse en situación legal de desempleo. Esto quiere decir que no se puede pedir el paro después de una baja voluntaria en España.
  • Apuntarse al paro, es decir inscribirse como demandante de empleo.

 

Si el número de días de paro acumulado y que no hemos consumido ya sea en España ya sea en el extranjero, es menor de 360 podremos solicitar el subsidio por cotización insuficiente siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos:

  • Estar desempleado o desempleada y en situación legal de desempleo.
  • Estar inscrito o inscrita como demandante de empleo y mantener dicha inscripción durante todo el período de percepción y suscribir el compromiso de actividad.
  • Haber cotizado por desempleo al menos 3 meses, si usted tiene responsabilidades familiares o al menos 6 meses si no las tiene, y no llegar a 360 días. En el caso de tener los 360 días cotizados, tendría derecho a la prestación contributiva.
  • No percibir rentas de cualquier tipo superiores al 75 % del salario mínimo ínter profesional, sin contar la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. Se tendrán en cuenta las rentas íntegras o brutas. El rendimiento que proceda de actividades empresariales, profesionales, agrícolas, ganaderas o artísticas, es el resultado de la diferencia entre los ingresos y gastos que hayan sido necesarios para conseguir estos ingresos. Las ganancias patrimoniales son el resultado de la diferencia entre las ganancias y las pérdidas patrimoniales.
Si al pedir el paro en España, hemos cobrado parte de las prestaciones a través de otro Servicio de Empleo Europeo, se reducirá el paro español en función del ya consumido. Esta información se incluirá dentro del formulario U1.

 

3º) Excepciones a la obligación de cotizar en España.

  1. Si el trabajador antes de marcharse al extranjero estaba cobrando el paro español y pidió suspenderlo para buscar trabajo en el extranjero.En este caso el trabajador podrá pedir que la prestación se reanude sin tener que volver a cotizar.
  2. Aquellos trabajadores que regresan de países europeos en los que no existe convenio bilateral con España, pueden solicitar el subsidio para emigrantes retornados.
  3. La exportación de las prestaciones por desempleo es un mecanismo que permite a un desempleado exportar su paro a otro país extranjero durante un plazo de 3 meses (ampliable a 6), mientras busca trabajo.
  4. Si no se tiene ningún derecho a cobrar ni una prestación ni subsidio existe la Renta Activa de Inserción, para aquellos colectivos que tienen muchas dificultades para acceder al mercado de trabajo.